Sortida a Vallter 2000

Crònica d’ en Quico Torrejón, un dels protagonistes 

Lo han vuelto a hacer!!!. EL grupo de montaña del club ha realizado, por sexto año, la salida a Vallter. Veinte compañeras y compañeros subieron el pasado sábado al Hostal Pastuira para pasar un fin de semana en el medio que más les gusta.

Como ya sabéis, el hostal se encuentra en el término municipal de Setcases, un pueblo cuyos orígenes se remontan al año 965 i con un nombre que la leyenda atribuye a las siete casas hechas por un pastor y sus siete hijos al ser sorprendidos por la nieve. Este hostal está situado en la cabecera  del rio Ter, al norte del Valle de Camprodón, a 2.000 metros de altura, rodeado de antiguos circos glaciares y bosques de pino negro.

Ese mismo sábado, después de ocupar las habitaciones utilizando el criterio del ronquido, sobre las 18:30 h. iniciaron el ascenso a la cabaña de Las Marmotas. El buen tiempo les acompañaría durante todo el fin de semana. Durante la subida, se intuía que las emociones y las sensaciones estaban a flor de piel; fotos, risas, ilusión y compañerismo a partes iguales.

Este año, al haber poca nieve, el ascenso se hizo por una de las pistas principales de la estación de Vallter 2000., hasta la que se desplazaron en coche.  Esta estación de esquí está situada en el circo de origen glaciar de Morens-Ull de Ter, se inauguró en la temporada 1974-75 como centro de actividades de esquí y montaña. La base de la estación está situada a 2.200 metros de altitud, con una cota mínima de 1.959 metros y una cota máxima de 2.535 metros. Su privilegiada situación geográfica permite contemplar desde la cota más alta y en días de buena visibilidad una panorámica única y excepcional del Golfo de Roses.

Sobre las 20 h. llegaron a las Marmotas, en su terraza se encuentra el “Mirador-Balcó de la Costa Brava” donde se pueden ver indicados los diferentes puntos de la panorámica, el pico de Bastiments (2.881 m), el Gra de Fajol (2.708 m) i el Pic de la Dona (2.704 m) entre otros.

Allí esperaban Pedro y Fali con el tradicional vino caliente. Como siempre, el trato y la cena excepcionales; sin olvidar la música y el bailoteo que todos estaban esperando. Después de hacer la foto de grupo y pasada la media noche empezaron el camino de vuelta al Hostal Pastuira.

Tras una noche muy corta, ya que coincidió con el cambio de hora, el domingo amaneció espléndido.  Puntualmente a las 8:30 h. todos estaban sentados a la mesa para desayunar, este año Mila volvió a deleitar con uno de sus pasteles. Sin pausa, cogieron de nuevo los coches y volvieron a subir hasta la base de la estación de esquí para iniciar la ruta elegida para esa mañana, el ascenso a Roca Colom, un pico de 2.507 m. situado entres los términos de Mentet (Clofent), Prats de Molló i la Presta (Vallespir) i Setcases , Ripollet).

El grupo inicia el ascenso desde el último edificio de las instalaciones de la estación de esquí, siguiendo el GR 11.6, inicialmente muy pedregoso, que se adentra en el bosque. Se llega a un punto donde el camino se bifurca, el de la izquierda y con gran pendiente lleva hasta la Portella Mentet, pero Pérez indica al grupo que debe seguir el de la derecha, cruzando el torrente, para evitar el gran desnivel.

En poco tiempo el grupo llega a la Portella de Morens donde hay un poste indicador que señala la dirección para ir a Roca Colom. El camino sigue en dirección E-SO en medio de prados y muy llano. Eso sí, se encontraron con algunas pequeñas dificultades en forma de nieve dura y hielo. Finalmente, se llega a un cruce de caminos en la Portella de Callau donde solo queda una corta pero intensa subida por la cresta para llega a la cima del Roca Colom.

En la cima, el grupo encuentra un pequeño resguardo de piedra, ideal para reposar, recuperar fuerzas  y protegerse del viento. Foto de rigor, un minuto de dudas sobre la conveniencia de seguir hasta el Costabona pero la decisión más conservadora es volver hasta Vallter.

Para acabar el intenso fin de semana, un bocata en el Hostal Pastuira y hasta el año que viene!!!